¿Tenemos una Agenda de Desarrollo Sostenible o una Agenda para la Sostenibilidad a desarrollar?

08/02/2016 by in category Desarrollo, Improve Change, Reflexiones, Sostenibilidad tagged as , , with 0 and 19
Home > Blog > Desarrollo > ¿Tenemos una Agenda de Desarrollo Sostenible o una Agenda para la Sostenibilidad a desarrollar?

Objetivos de Desarrollo Sostenible

En septiembre del 2015, 193 jefes de estado acogieron la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el fin de avanzar hacia una sociedad más inclusiva y responsable.

Una vez conseguido el compromiso político, el siguiente paso radica en su implementación: ¿Cómo se van a llevar a cabo los 17 ambiciosos ODS?

Antecedentes

En mayo de 1996, el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) hizo público un informe sobre la ayuda al desarrollo tras el final de la llamada guerra fría: Shaping the 21st Century: The Contribution of Development Co-operation (Modelando el siglo XXI: la contribución de la Cooperación para el Desarrollo). Dicho informe conceptualizaba la ayuda como una herramienta para facilitar que el mundo lograra una serie de objetivos de desarrollo a escala global. Todo ello consecuencia de una década de conferencias de la ONU sobre desarrollo y medioambiente. Los Objetivos de Desarrollo Internacional propuestos contemplaban la pobreza, la alimentación, el agua, la educación, el género y la salud. Cuatro años más tarde, los Jefes de Estado reunidos en la ONU acordaron la Declaración del Milenio:

  • Reafirmaron la adhesión a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, por demostrar ser intemporales y universales
  • Explicitaron los valores que consideraron fundamentales para las relaciones internacionales en el siglo XXI: Libertad, Igualdad, Solidaridad, Tolerancia, Respeto de la Naturaleza y Responsabilidad común.
  • Establecieron objetivos cuantitativos de progreso para llevar a acciones dichos valores comunes: los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)

 

ODM

En el Informe 2015 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio se comparte el progreso alcanzado. Para un vistazo rápido aquí tienes una infografías resumen:

Una vez más, se constata que cuando se cuentan con objetivos específicos, estrategias óptimas, recursos adecuados y voluntad política y social, incluso los países en peor situación pueden lograr un progreso notable.

Gracias al esfuerzo concertado en escala mundial, regional, nacional y local, los ODM han salvado millones de vidas y mejorado las condiciones de muchos más. Han incluso contribuido a dar marcha atrás al declive de la Ayuda al Desarrollo que alcanzó su punto más bajo en 2001, con el 0,21% del PIB conjunto de los países del CAD. En 2015, el PIB destinado a Ayuda había aumentado al 0,30%, insuficiente y muy lejos del objetivo de la ONU del 0,7, pero un avance de más de un 40%.

Los ODM contribuyeron, con toda probabilidad, a reforzar la cooperación al proporcionar una herramienta de sensibilización/presión y, sobre todo, unos “por qué” tangibles en un contexto posterior a la guerra fría.

 

Situación actual

No obstante, queda mucho por hacer. Los logros han sido desiguales y la crisis financiera internacional del 2008 ha hecho más evidente el peligro del crecimiento económico insostenible. Las incertidumbres, consecuencia de esta recesión prolongada, han dificultado la ejecución del programa ODM en su recta final.

Al acercarse el 2015, fecha límite para alcanzar los ODM, se inició un proceso de reflexión sobre el futuro del desarrollo mundial. Para ello se quiso contar con la participación de la ciudadanía global. 8´5 millones de personas de 194 países participaron en la encuesta MyWorld2015.org.

A través de este y otros procesos participativos e iterativos han surgido los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS). Una lista de áreas y objetivos más amplia que la contenida en los ODM originales con una visión integral e integradora:

En la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, del pasado septiembre de 2015, 193 jefes de estado aprobaron la Agenda para el Desarrollo Sostenible con el fin de construir una sociedad más inclusiva, responsable y consciente. Para ello se establecieron 17 objetivos y 169 metas (lo que supone el doble de objetivos y 9 veces más metas).

 

De los ODM a ODS

 

Un objetivo es un fin preciso a ser alcanzado en un plazo específico. Es decir, se requiere que sea claro, con un nivel de logro específico y que la fecha límite esté bien definida.

En ese aspecto, muchos ODS no pasan la prueba. P.ej. tomemos el objetivo 4.7. como ejemplo: “garantizar que todo el alumnado adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible“. En comparación con el objetivo 3.1. que estipula “reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos“. ¿Observas alguna diferencia?

Cuando se eliminan los objetivos difusos, nos quedamos sólo con 29 de 169 (un 17% en términos relativos).

The Copenhagen Consensus Center, un think tank que tiene como misión encontrar las soluciones más inteligentes para los mayores problemas del mundo, organizó un foro en el que se debatió cuál eran los objetivos más inteligentes para la Agenda de Desarrollo Post-2015. En un mundo con presupuestos limitados y capacidad de atención limitada no podemos hacer todo, pero ¿cómo deberíamos priorizar?

Juntó a renombrados expertos de Naciones Unidas, ONGs y sectores privados con 60 equipos de economistas para producir más de 100 artículos de investigación con el objeto de establecer los objetivos más efectivos para la Agenda de Desarrollo Post2015. Un panel de expertos que incluía 2 premios Nobel ha revisado toda la investigación e identificado 19 objetivos que representan el mayor ROI en desarrollo para el período de 2016 a 2030:

  • 9 objetivos relacionados con PERSONAS
  • 4 objetivos relacionados con PLANETA
  • 6 objetivos relacionados con PROSPERIDAD

Lograr dichos objetivos para 2030 tendría un retorno de más de 15 $ por cada dólar gastado.

 

Perspectivas

Según Helen Clark, Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, organismo mundial de ONU en materia de desarrollo que promueve el cambio para ayudar a los pueblos a forjar una vida mejor) hay cuatro aspectos fundamentales para lograr los ODS:

  1. Un fuerte sentido de la propiedad nacional y del liderazgo comprometido y compartido.
  2. Coaliciones activas e intercambio de conocimientos.
  3. Recursos fiables: La Agenda de Acción de Addis Abeba 2015 destaca que la financiación para el desarrollo requiere mucho más que la ayuda tradicional. Se necesitarán todos los tipos de financiación (pública, privada, nacional, internacional, …)
  4. Seguimiento y evaluación firmes. Detrás de las selección de indicadores debe de haber un ecosistema de datos (organizaciones privadas, cámaras de comercio, operadores móviles, sociedad civil, grupos de expertos, municipios,…)

Todos son ingredientes fundamentales, sin embargo, el último punto lo consideramos crítico y, en especial, su disponibilidad en tiempo real, o lo más cercano en el tiempo, cara a realizar una buena gestión sobre el terreno. En nuestra humilde opinión, es la herramienta más poderosa que tenemos para sensibilizarnos y activar las capacidades colectivas. Desterremos esta “globalización de la indiferencia” y cambiémosla por la acción orientada a las soluciones basadas en información.

Tomemos decisiones más inteligentes para obtener resultados más sostenibles y tengamos siempre presente “La lección más grande del mundo” escrita por Sir Ken Robinson (para verla en lenguaje de signos internacional ver aquí):

INSPIRED FOR YOU ~ POWERED BY IMPROVE CHANGE